1 Articulo 0 Articulos
Nuestros clientes dicen Excelente
4.8 sobre 5 en base a 9031 opiniones
Trustpilot

CBDNOL Blog

  • Aceite de cáñamo para principiantes: ¡tienes que saberlo!

    El aceite de cáñamo es la última tendencia en la industria de la salud y el bienestar. Ya sea para la depresión, la ansiedad o el cáncer: el aceite de cáñamo milagroso promete alivio del dolor y beneficios para la salud. Pero, ¿qué es exactamente el aceite de cáñamo? ¿Qué riesgos puede esperar? ¿El CBD es incluso legal en Alemania? ¡Respondemos estas y otras preguntas en este artículo!

    ¿El CBD es lo mismo que el cannabis?

    El CBD es uno de los 104 cannabinoides (compuestos químicos) de la planta de cannabis. A diferencia del cannabinoide tetrahidrocannabidiol (THC) más conocido, el CBD no tiene un efecto psicoactivo; por lo tanto, no se “drogará” por tomar CBD. En cambio, se dice que el CBD calma los nervios y ofrece varios beneficios medicinales y para la salud.

    Por cierto: CBD es la abreviatura de cannabidiol.

    ¿Es legal el CBD en Alemania?

    El CBD no es un intoxicante. La sustancia natural está declarada como suplemento dietético y es legal en Alemania; sin embargo, el contenido de THC en el cannabidiol debe estar por debajo del 0,2%. Si este no es el caso, ¡usted está sujeto a enjuiciamiento! Es por eso que debe investigar antes de comprar y solo comprar aceite de cáñamo a minoristas confiables.

    ¿Cómo se toma el aceite de cáñamo?

    El aceite de CBD (también llamado aceite de cáñamo) está disponible principalmente como tintura. Puede ponerse unas gotas debajo de la lengua, mantener el CBD en la boca durante unos momentos y luego tragarlo. Así es como las mucosas absorben el aceite y disfrutas del mejor efecto posible. O puede mezclar las gotas con agua, batidos, café u otras bebidas y alimentos.

    El cáñamo también está disponible en forma de spray, cápsulas, cremas y e-líquido para vaporizadores. Si desea comprar aceite de cáñamo en Alemania, tiene la garantía de encontrarlo en la gama CBDNOL®.

    Importante: ¡no puede volverse dependiente del aceite de cannabis!

    ¿Cómo se obtiene la dosis correcta?

    La dosis de aceite de cáñamo es muy individual. Básicamente, el aceite de cáñamo tiene un efecto bifásico; dependiendo de la dosis, el aceite de cáñamo tiene diferentes efectos. Por ejemplo, una dosis baja puede aumentar su capacidad de concentración, mientras que una dosis más alta puede provocarle sueño. Es mejor comenzar con una dosis baja de dos a cuatro miligramos por día y aumentar gradualmente según sea necesario.


    Consejo: el aceite de cáñamo funciona durante aproximadamente 4-9 horas. Por lo tanto, para obtener el máximo beneficio, debe tomar aceite de cáñamo dos o tres veces al día.

    ¿Cuáles son los beneficios del aceite de cáñamo?

    Los efectos del aceite de cáñamo en el cuerpo humano aún no se han probado adecuadamente. Sin embargo, varios experimentos con animales y estudios con sujetos humanos sugieren las siguientes ventajas:

    El aceite de cáñamo puede aliviar el dolor
    Tanto los estudios en animales como en humanos han examinado el vínculo entre el aceite de cáñamo y el alivio del dolor. Según esto, el aceite de cáñamo puede reducir la inflamación, interactuar con los neurotransmisores y mejorar las dolencias físicas. Por ejemplo, los pacientes con esclerosis múltiple experimentaron menos calambres musculares y menos dolor después de un mes de tratamiento con aceite de cáñamo y THC. Otro estudio del cáñamo mostró un mejor manejo del dolor en personas con artritis reumatoide.

    El aceite de cáñamo puede minimizar la ansiedad
    La revista estadounidense "Neuropsychopharmacology" encontró que el aceite de cáñamo puede reducir los trastornos de ansiedad. Las personas con fobia social recibieron 600 miligramos de aceite de cáñamo antes de un discurso público, lo que alivió significativamente el miedo, las dificultades y la incomodidad de los sujetos de prueba.

    El aceite de cáñamo puede actuar como antidepresivo
    Varios estudios han analizado los efectos antidepresivos del aceite de cáñamo. Por ejemplo, se encontró que el cannabidiol actúa incluso más rápido en ratones que los antidepresivos clásicos (estudio en inglés). Los síntomas del trastorno de estrés postraumático (TEPT) en los niños también se han aliviado con el cáñamo.

    El aceite de cáñamo puede ayudar a aliviar la epilepsia
    El aceite de cáñamo puede ayudar al tratamiento de diferentes tipos de epilepsia, porque el aceite de la planta de cáñamo puede actuar como un anticonvulsivo natural y así reducir los síntomas y las convulsiones.

    El aceite de cáñamo puede prevenir el cáncer
    Según varios estudios en animales, el cannabidiol puede inhibir el crecimiento de células de leucemia, células de cáncer de mama, células de cáncer de cuello uterino y de próstata. El aceite de cáñamo también puede aliviar los síntomas del tratamiento del cáncer, por ejemplo, náuseas y vómitos durante la quimioterapia.

    El aceite de cáñamo puede ayudar con los problemas de la piel
    Según varios estudios, el aceite de cáñamo puede aliviar afecciones de la piel como el eccema. Puede regular la producción de grasa de la piel y así reducir el acné. Además, el aceite de cáñamo contiene muchos nutrientes importantes (por ejemplo, vitamina E, potasio, ácidos sólidos omega-3) para un cutis saludable y una mejor protección de la piel.

    El aceite de cáñamo puede ayudarte a perder peso
    El cannabidiol no solo puede promover un azúcar en sangre saludable y descomponer las grasas. El aceite de cáñamo también aumenta la cantidad de mitocondrias que ayudan a quemar calorías y convierten la grasa blanca en grasa marrón. Fet marrón Mantiene un peso corporal saludable, quema el exceso de grasa corporal y genera un calor importante para el cuerpo.

    ¿Existe algún riesgo para la salud?

    Los efectos secundarios del aceite de cáñamo son raros. No obstante, pueden producirse náuseas, vómitos, diarrea, gases o mareos. Así que comience con una pequeña dosis y observe cómo reacciona su cuerpo. Si está tomando algún medicamento recetado, debe consultar con su médico sobre el uso de aceite de cáñamo.
  • Fortalecimiento del sistema inmunológico: valiosos consejos en tiempos de COVID-19

    Cuando se trata de defenderse de los patógenos, un sistema inmunológico sano suele hacer un trabajo extraordinario. Pero a veces falla: los virus lo invaden con éxito y lo enferman. En este artículo presentamos varios consejos para fortalecer su sistema inmunológico y minimizar el riesgo de enfermedad incluso en épocas del coronavirus.

    Los basicos
    Un estilo de vida saludable es esencial para un sistema inmunológico fuerte y saludable. Cada parte de su cuerpo, incluido su sistema inmunológico, funciona mejor cuando está mejor protegido contra virus y respaldado por un estilo de vida saludable. Los siguientes 5 consejos te ayudarán:

    Consejo 1: mantente activo

    La actividad física puede estimular sus sistemas inmunológico y metabólico de varias formas; esto ahora incluso ha sido probado científicamente. El ejercicio regular aumenta la producción corporal de anticuerpos y células T, que desempeñan un papel crucial en el sistema inmunológico. El ejercicio también ayuda a eliminar las toxinas de su cuerpo; esto también puede estimular las células y el metabolismo. El ejercicio regular también reduce la producción de hormonas del estrés como la adrenalina y el cortisol. Esto también fortalece su sistema inmunológico.

    Por cierto: incluso la sudoración es buena para la salud del sistema inmunológico. Cuando sudas, tu cuerpo reacciona de manera similar a la fiebre: ¡un aumento de la temperatura corporal ayuda a tu cuerpo a matar los patógenos!

    Consejo 2: presta atención a tu dieta

    Una nutrición adecuada es un componente importante para un sistema inmunológico saludable, porque los intestinos y el sistema inmunológico están indisolublemente unidos. ¡Un intestino sano significa un sistema inmunológico sano!

    ¿Entonces que puedes hacer? Elija una dieta sana y de alimentos integrales. Sobre todo, esto significa muchas verduras y frutas; preferiblemente en tantos colores diferentes como sea posible. ¡Cuanto más colorida sea tu comida, mejor! Así es como se asegura de obtener las vitaminas y los nutrientes más importantes de su dieta. También es una buena idea incluir alimentos fermentados en su dieta: chucrut, miso, yogur y kéfir, por ejemplo. Estos alimentos prebióticos contienen bacterias buenas que fortalecen la flora intestinal.

    Por otro lado, debes limitar tu consumo de carne, alimentos procesados ​​y fritos. Estos alimentos se consideran proinflamatorios, especialmente la carne de cerdo, roja y grasa.

    Por cierto: La dieta mediterránea es una de las más saludables del mundo. En un estudio de 2018, una dieta mediterránea combinada con 400 UI de vitamina D resultó en un pequeño aumento en las células inmunes circulantes como las células T. El período de prueba fue de un año.

    Consejo 3: reduce el estrés

    Lo que las enseñanzas tradicionales (especialmente en Asia) han sabido durante mucho tiempo ahora también ha llegado a la medicina moderna: cuando se trata de nuestro bienestar, la relación entre la mente y el cuerpo juega un papel importante. Se han relacionado numerosas enfermedades con los efectos del estrés emocional, que incluyen malestar estomacal, urticaria y enfermedades cardíacas.

    El aumento del estrés puede debilitar el sistema inmunológico y aumentar el riesgo de enfermedad o empeorar las enfermedades existentes. Probablemente esto se deba al hecho de que el sistema inmunológico es particularmente susceptible al estrés y situaciones estresantes. Mientras que el cuerpo libera hormonas del estrés, el organismo funciona a toda velocidad y el sistema inmunológico reduce algunos cambios.

    ¿Cómo se puede reducir el estrés? Existen innumerables técnicas de relajación como el yoga o la meditación. Los deportes o pasatiempos también pueden proporcionar un equilibrio importante y ayudarlo a desconectar. El CBD también parece tener un efecto relajante. En un estudio, el CBD pudo reducir significativamente los trastornos de ansiedad en los sujetos de prueba.

    Consejo 4: duerma lo suficiente

    El sueño y el sistema inmunológico son viejos amigos que se han relacionado desde la antigüedad. El sueño reinicia la mente, el cuerpo y el sistema inmunológico. ¿Qué pasa si no duermes lo suficiente? Luego, su cuerpo aumenta la producción de hormonas del estrés como el cortisol y la adrenalina. Este aumento de las hormonas del estrés no solo lo mantiene despierto, sino que también ejerce presión sobre el sistema inmunológico.

    En un estudio, los investigadores encontraron que si duerme al menos 7 horas por noche, las posibilidades de contraer un resfriado son cuatro veces menores que si duerme menos de 6 horas por noche. En otro estudio, los investigadores observaron la duración del sueño en gemelos que tenían diferentes horas de sueño. El resultado: el gemelo que dormía menos tenía un sistema inmunológico más débil.

    Por cierto: la cantidad de sueño que necesita depende de su edad. La U.S. Sleep Foundation recomienda de 7 a 9 horas de sueño para los adultos jóvenes y adultos (de 18 a 64 años) y de 7 a 8 horas de sueño para los adultos mayores (≥ 65 años).

    Consejo 5: vitamina D.

    La luz del sol es importante porque contiene vitamina D. Sin embargo, demasiada luz solar aumenta el riesgo de cáncer, por eso los suplementos de vitamina D pueden ser útiles. Según los estudios, la vitamina D puede modular la respuesta inmune innata y adaptativa, y los investigadores han descubierto que existe una conexión entre una deficiencia de vitamina D y un mayor riesgo de infección o enfermedad.

    La vitamina D es particularmente importante en los meses de invierno. Entonces obtiene menos vitamina D natural del sol, y difícilmente puede compensar el déficit con alimentos. El contenido de vitamina D en los alimentos es extremadamente bajo. Los suplementos de vitamina D en invierno son útiles.

    3 consejos más
    Una vez que los conceptos básicos están en su lugar, existen, por supuesto, otras formas de fortalecer su sistema inmunológico. Aquí hay tres consejos más:

    Consejo 1: mantente mentalmente en forma

    ¡Mantén tu mente activa también! Leer libros, aprender un nuevo idioma o un instrumento musical. Aquellos que se mantienen en forma mental son más felices. ¡Y los que son más felices tienen menos estrés!

    Consejo 2: construye resiliencia

    ¡Fortalece tu sistema inmunológico mental! Especialmente en tiempos difíciles como ahora, la salud mental es más importante que nunca. Cuanto más fuerte seas mentalmente, mejor podrás afrontar situaciones desconocidas, crisis o golpes del destino. Vea las crisis como oportunidades. Acepte que el cambio es parte de la vida y esfuércese por lograr sus objetivos a pesar de la resistencia.

    Consejo 3: toma un poco de aire fresco

    Pase al menos 30 minutos al día al aire libre. Los estudios han demostrado que las personas son más saludables, tanto física como mentalmente, cuando pasan al menos 2 horas a la semana al aire libre.

    Palabras de cierre: en qué pensar

    El sistema inmunológico es un sistema, no una entidad única. Esto significa: como cualquier sistema, el sistema inmunológico necesita equilibrio y armonía para funcionar de manera óptima. Todavía hay mucho que la ciencia desconoce sobre las complejidades y las interrelaciones dentro del sistema inmunológico, pero si sigue los consejos anteriores, está haciendo lo más importante para aumentar las posibilidades de un sistema inmunológico más fuerte. ¡Mantenerse sano!
Trustpilot

Hacer una pregunta