1 Articulo 0 Articulos
Nuestros clientes dicen Excelente
4.8 sobre 5 en base a 8879 opiniones
Trustpilot
  • Cómo el CBD puede ayudar contra el acné

    El acné es un problema cutáneo generalizado, especialmente en adolescentes durante la pubertad. Aunque la enfermedad no es peligrosa, genera mucho estrés en los afectados. Investigaciones recientes muestran que el CBD es una herramienta poderosa en la lucha contra el acné. Pero, ¿qué dice la ciencia exactamente?

    ¿Qué es el acné?

    El acné es una de las enfermedades de la piel más extendidas del mundo, que ocurre predominantemente durante la pubertad y, más raramente, más allá. La expresión difiere de una persona a otra. En la mayoría de los casos, el acné aparece como granos, pústulas y puntos negros en el área de la cara, con menos frecuencia en el área de la espalda y el escote.

    El tipo más común es el acné vulgar , el acné común. Dependiendo de la gravedad, se divide en tres niveles diferentes, que van desde granos y puntos negros en la cara como el nivel más leve hasta bultos inflamados que dejan cicatrices en el nivel más severo.

    El acné es una enfermedad hormonal que se cura en la mayoría de los casos al final de la pubertad. La causa del acné se encuentra en las hormonas sexuales masculinas, los llamados andrógenos . Estos andrógenos también son producidos por las mujeres, especialmente durante la pubertad. Estimulan la producción de sebo de la piel. El sebo se libera a través de los poros. Debido a los cambios hormonales durante la pubertad, se produce más material córneo, que obstruye los conductos porosos. El sebo que se escapa atrae a las bacterias: se produce inflamación.

    Pero no solo las fluctuaciones hormonales durante la pubertad son un desencadenante del acné, sino también, por ejemplo, un aumento del estrés y el estrés psicológico, o numerosos fármacos como los psicotrópicos o los antibióticos. Una dieta inadecuada también puede provocar una mayor producción de sebo y, en casos graves, acné.

    ¿Cómo ayuda CBD con el acné ?

    El acné es un problema muy desagradable para los afectados. La enfermedad a menudo se asocia con vergüenza y disminución de la confianza en uno mismo. En casos particularmente severos, también puede ocurrir depresión. Hay, dependiendo de la gravedad, una cantidad casi innumerable de opciones de tratamiento, pero en bastantes casos apenas brindan el beneficio esperado.

    Los estudios de Hungría muestran que el CBD también se puede utilizar para tratar el acné. Los científicos descubrieron que los receptores endocanabinoides que interactúan con el CBD también están presentes en las glándulas sebáceas y los folículos pilosos. El CBD inhibe la descomposición del propio endocannabinoide anandamida del cuerpo. Esto, a su vez, inhibe el aumento de la producción de sebo de las glándulas sebáceas.

    Pero no solo las causas del acné en sí pueden tratarse con CBD. Dado que los conductos de sebo se obstruyen en el acné y las regiones afectadas se inflaman, el CBD también contrarresta esto. El CBD tiene un efecto antiinflamatorio y, por lo tanto, tiene la capacidad de tratar con éxito las consecuencias externas del acné. Hay menos inflamación y la tez se normaliza.

    Más efectos positivos del CBD para la piel

    Además del efecto inhibidor sobre la producción de sebo y el efecto antiinflamatorio, el CBD tiene muchos otros efectos prometedores sobre la piel y el cutis. Alivia la piel irritada y enrojecida y regula la piel grasa y grasa. Debido a la reducción de la producción de sebo, hay menos imperfecciones en la piel como granos, pústulas y puntos negros. Además, se estabiliza el valor del pH de la piel.

    Dado que el CBD es un producto natural y no tiene efectos secundarios, también ayuda a mejorar y embellecer el cutis en su conjunto, ya sea con o sin acné.

    Fuente

    Oláh, A.; Tóth, B. I.; Borbíró, I.; Sugawara, K.; Szöllõsi, A. G.; Czifra, G.; Pál, B.; Ambrus, L.; Kloepper, J.; Cámara, E.; Ludovici, M.; Picardo, M.; Voets, T.; Zouboulis, C. C.; Paus, R.; Bíró, T. (2014): El cannabidiol ejerce efectos sebostáticos y antiinflamatorios sobre los sebocitos humanos. En: The Journal of Clinical Research, 124 (9), págs. 3713-3724.

  • Comentarios sobre esta publicación (0 comentarios)

  • Deja un comentario

Trustpilot

Hacer una pregunta